Desarrollar competencias digitales para el desarrollo profesional y personal hacen parte de las ventajas que los maestros manifiestan en la realización del diagnóstico y la certificación internacional ICDL.

El proceso de aprendizaje de los docentes es constante y representa un reto, si quieren ofrecer a sus estudiantes las herramientas necesarias para resolver problemas y proponer acciones que contribuyan a su formación y crecimiento en el aula.

4 profesores participantes del Proyecto “Midete a las TIC” impulsado por ICDL Colombia, la Secretaría de Educación de Medellín y la Alcaldía de Medellín, que mide, evalúa y certifica las habilidades de los educadores, nos cuentan su experiencia con el diagnóstico y  la certificación internacional ICDL en los módulos que presenta el estándar, aprobado en más de 150 países.

“Bienvenido ese nuevo conocimiento”: Johan Garavito, docente y rector.

Según el docente, rector de una Institución Educativa de Medellín, las TIC “ayudan en el tema pedagógico con los muchachos (…) para que se interesen un poco más por el aprendizaje” y por las temáticas que desarrollan en las clases.

Con 18 años de experiencia en el sector educativo, el maestro afirma que el diagnóstico le ayudó para “saber cómo estaba en el tema de los conocimientos de las TIC (..) “Me aporta, porque es identificar en qué aspectos estamos fallando y en este momento sé que tengo que mejorar en algunos aspectos”.

Según el rector,  la Certificación Internacional avala sus conocimientos y le reconoce las habilidades que tiene en el manejo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación:

“Siempre le he dicho a los maestros, hoy por hoy, es muy fácil aprender y estar actualizado (…) La invitación es a que  nosotros como maestros mantengamos en ese mismo plan, estar siempre actualizados, de ver que hay de nuevo, de buscar nuevas herramientas y posibilidades. Bienvenido ese nuevo conocimiento”.

“Certificarse es un reto personal”: Luis Zúñiga, docente de matemáticas.

El maestro, que lleva seis años en el sector educativo oficial, considera que incluir las TIC en su estrategia pedagógica, facilita las dinámicas de trabajo en las explicaciones con sus estudiantes.

De acuerdo con el docente, que trabaja en la Institución Educativa Jorge Eliécer Gaitán, Certificarse en competencias TIC, “más que beneficio es un reto personal de seguir mejorando”.

En el diagnóstico se sintió cómodo, aunque cree que sabía muchas cosas pero “cuando le evalúan se da cuenta que la realidad es otra”. Lo retó el módulo ICDL de base de datos.

“Con la Certificación vamos a ganar mucho”: Yadira Agudelo, docente de sistemas.

Yadira Agudelo, trabaja en el área de tecnología e informática del Colegio Empresarial San Antonio de Prada y ve las TIC necesarias para saber llegar a los estudiantes y para actualizarse cada día.

La realización del Diagnóstico y la Certificación ICDL es importante para ella, porque puede aplicar estrategias con los estudiantes que le permitan enfocar la metodología de evaluación en clase.

“Con la certificación vamos a ganar mucho. Aprovechen la oportunidad porque es gratuita, que hagan los módulos, que estudien por fuera, que vengan y presenten el examen, que traigan mucha disposición, tiempo y ánimo, y que lo hagan de forma positiva pensando que es un beneficio para nosotros.  A la hora de la verdad no nos cuesta nada y vamos a ganar mucho”.

“Nos beneficia para tener un conocimiento claro”: Guillermo Orozco, docente de física.

El profesor de la Institución Educativa Jesús Rey utiliza las TIC en el aula de clase, sobre todo en los laboratorios virtuales, para hacer simulaciones en línea y explicar algunas temáticas relacionadas con su área de trabajo.

Para Orozco, el Diagnóstico ICDL le ayuda a autoevaluarse a sí mismo para ver en qué puede mejorar y cuáles son sus fortalezas para utilizar con más constancia; la Certificación bajo el estándar internacional, según el docente, “es importante para tener un conocimiento claro desde lo que sabemos”.