Según estudios, en Europa para el año 2014, el 90% de los puestos de trabajo utilizaron la tecnología para el desarrollo de sus actividades, es decir, el 90% de los empleados debieron contar con competencias tecnológicas para realizar sus labores diarias.

Estos mismos estudios entregan cifras que deberían llamar la atención de los empresarios en Colombia, pues en aras de prepararse para ser competitivos y por ende participar de los mercados globales, el desarrollo de las competencias digitales de los colaboradores cobra relevancia al comprobarse que impactan directamente en los costos y la productividad de las empresas.

Tres estudios, realizados por ECDL Foundation en diferentes países arrojan cifras que nos invitan a darle la importancia debida a la formación y certificación de los empleados, al desarrollo de competencias digitales en sus lugares de trabajo y a la exigencia de una certificación en los procesos de selección.

El primer estudio, implementado en Grecia por la Universidad ALBA, reunió a 44 compañías de los sectores manufacturero, servicios, comerciales y financieras. Este estudio midió el costo de la ignorancia informática, basado en factores como:

  • El tiempo que toman los empleados en solucionar un problema de TI que ellos mismos encuentran.
  • El tiempo y los recursos que invierten las empresas en mesas de ayuda o soporte técnico.

Uno de los resultados de este estudio fue el comprobar que, en promedio, 324 minutos, es decir 5 horas a la semana, se pierden en resolver dificultades presentadas en herramientas de ofimática como hojas de cálculo, procesador de texto, presentaciones o bases de datos.

El segundo estudio, Ctrl-Alt-Delete, implementado en Holanda por la University of Twente, presentó la pérdida de productividad en las empresas debido a problemas de tecnología y la ausencia de habilidades informáticas de los colaboradores. Uno de los datos interesantes que arrojó esta investigación indica que 14 minutos y 30 segundos al día (tiempo improductivo) gasta en promedio un colaborador en trabajo dedicado al computador, esto representa una pérdida de productividad del orden del 3%.

El tercer estudio, que le da título a esta publicación, El Costo de la Ignorancia Informática, se implementó en 4 sectores de Italia (banca, salud, gobierno y sociedad de la información) en alianza con la Universidad Bocconi de Milán y la organización AICA (Italian Computer Association). Estas dos instituciones proponen resolver con este estudio tres preguntas básicas:

  • ¿Cuánto le cuesta a la economía italiana el analfabetismo digital?
  • ¿En qué medida los procesos de formación básica en TIC pueden reducir los costos que causa a la economía la ignorancia informática?
  • ¿Qué importancia tiene en Italia el desarrollo de las competencias TIC entre la fuerza laboral?

Las conclusiones de estos estudios realizados en Italia arrojan datos de interés como por ejemplo, el costo anual para la economía de dicho país por tiempos perdidos debido a la falta de preparación de la fuerza laboral en el uso de herramientas informáticas es de 15 billones de Euros.
Es importante mencionar que en cada uno de estos estudios se concluye además los beneficios obtenidos después de implementar un proceso formal de apropiación de las competencias digitales (formación y certificación). Estos beneficios fueron más allá del ahorro del tiempo, costos, como por ejemplo:

  • Mayor eficiencia en el trabajo y mejor uso del conocimiento
  • Satisfacción laboral y mejora de las relaciones laborales
  • Mayor compromiso y lealtad hacia la empresa
  • Mayor autoconfianza para el desarrollo de las actividades.