Mauricio Mosquera

Mauricio Mosquera

Director TIC en Colegio Jefferson, Conferencista

La forma en que hoy nos comunicamos, nos entretenemos, compramos, vendemos, nos informamos, generamos conocimiento, aprendemos, por citar algunos ejemplos, definitivamente revela que asistimos a cambios fundamentales en la sociedad gracias al auge tecnológico.
Enfrentamos tal vez una de las épocas con mayores vicisitudes y transformaciones en la historia reciente del ser humano.

Esta realidad cuestiona permanentemente los fines de la educación ¿se trata específicamente de enseñar las matemáticas, las ciencias y el lenguaje? ¿O es más potente? y señala entregar a las nuevas  generaciones un legado, un testigo que corresponde pasar, en ayudarles a enfrentar un mundo cambiante, a desarrollar la sensibilidad por el otro, a formarlos para la incertidumbre.

Las tecnologías digitales están presentes en casi todas las esferas de la vida humana, por lo que además han resignificado el contexto educativo y explotan las variables cartesianas tradicionales, para abrirse paso hacia a un mundo interconectado y multimedia. Vivimos transformación tan radicales que incluso en su radicalidad complican la posibilidad de comprenderlas; porque para muchos la forma de conceptualizar no está atravesada por el diseño de la informática.

Sostener la apuesta en el acto educativo es uno de los mayores retos de la educación, e implica que el profesor esté atento a las características de la época, al contexto social imperante y se aventure en el mundo de los estudiantes, un mundo cada vez más digital; entonces el desafío pedagógico lo ubica en la necesidad de leer estas realidades y conocer su naturaleza.

Artículos relacionados

¿Debemos decirle adiós a las clases magistrales?

Recientemente, las pedagogas María Ortega...

De vuelta al colegio con estas aplicaciones educativas

De las 3.213.740 aplicaciones que están...

Microlearning – Aprender en cuestión de minutos

El Observatorio de Innovación Tecnológica y...

5 Herramientas didácticas para clases más dinámicas

En un artículo anterior sobre Neuroeducación y...

Cuando hablamos de tecnologías digitales en educación, nos referimos a uno de los elementos que le apunta a la innovación pedagógica y en esta vía es necesario que el profesorado desarrolle las competencias digitales que le permitan formar en contexto, pero especialmente que fortaleza las concepciones pedagógicas que sustentan el acto educativo.

El desarrollo de competencias digitales en los profesores es toda una experiencia de aprendizaje que plantea un cambio de paradigma, y supone transformaciones en la forma en cómo se enseña, y por supuesto en cómo se aprende y cómo se evalúa. En algunos casos genera temor a lo desconocido, a quedar mal frente a la clase, a que las cosas no salgan bien, pero ¿no es la práctica pedagógica una experiencia en constante movimiento? ¿No es la reflexión de esta misma en la que el profesor va y vuelve permanentemente?

¿Existe una receta que asegure el éxito de una propuesta pedagógica?

Es cuestión de tener apertura al aprendizaje, explorar, generar vínculo con los estudiantes, fortalecer el lugar del maestro reconociendo que hay asuntos de los cuales no se tiene el conocimiento y posiblemente los estudiantes sí, y de reconocer el imperante dialógico de los múltiples saberes que permiten construir conocimiento juntos. ¿No será que las tecnologías digitales están convocando a profesores y estudiantes a reencontrarse en la experiencia del aprendizaje?

Esto también llama a las instituciones educativas a pensarse en ¿cómo facilitar a través de tecnologías digitales  la transformación de las prácticas de enseñanza de los maestros, para favorecer mayores y mejores aprendizajes en los estudiantes?; como facilitar al profesorado espacios de reflexión, formación y acompañamiento para el desarrollo de competencias digitales; como fortalecer y cómo generar las condiciones técnicas adecuadas, abarcando los recursos tecnológicos, conectividad y asistencia técnica; repensar las estructuras organizativas de las instituciones educativas.

En todo caso, como dije anteriormente, aventurarse por el mundo de las tecnologías digitales  es toda una experiencia de aprendizaje, como dice Eric Hoffer: En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe.