Las competencias en el lugar de trabajo son un problema en todo el mundo, y el bajo nivel de habilidades digitales resulta particularmente importante, dado el aumento de las categorías de puestos de trabajo que necesitan que los trabajadores tengan buenas competencias TIC.

Es imperante la necesidad de incluir en los sistemas educativos contenidos que preparen a las personas para el mercado laboral, dotándolos con las habilidades necesarias que necesitarán para los empleos del futuro y de allí la pertinencia de adoptar estándares internacionales como el Estándar de Certificación ICDL en competencias digitales.

Por ejemplo, en Reino Unido, la Universidad de Coventry, identificó a ICDL como una marca acreditada y confiable para validar las habilidades de sus graduados y por ello fue adoptada en el currículo de sus futuros graduados. “Los estudiantes de informática me han dicho que aprendieron nuevas formas de hacer las cosas. Consideran que la Certificación ICDL es una validación de sus competencias y un medio para probar esas capacidades a potenciales empleadores”. Manifiesta Stephanie Toman, Gerente del Centro de Certificación ICDL en esta universidad.

Otro caso para destacar sucede en Italia, en donde el estándar ICDL fue adoptado desde 1999 como norma oficial para evaluar las habilidades informáticas en el sistema educativo. En el marco de un acuerdo nacional entre el Ministerio Italiano de Educación y la Sociedad Italiana de Computadores (AICA), se promueve la Certificación ICDL a través del Gallarate Higher Institute, dedicado a la formación para el trabajo. En este caso, en vez de diseñar un currículo para el aprendizaje de las TIC, se decidió optar por una certificación reconocida.

En el contexto colombiano, ICDL busca convertirse en un aliado para las instituciones educativas que desean estar al nivel de los mejores del mundo en innovación educativa. Dentro de las experiencias para resaltar, se encuentran el Gimnasio Alessandro Volta en donde sus estudiantes de 10° y 11° obtiene su título académico a la par del Certificado en Competencias Digitales de ICDL, y la Fundación Educativa Montelíbano, la cual desde el 2007 certifica a sus estudiantes bajo el estándar ICDL.

Estas experiencias, evidencian los avances del sector educativo por incluir en sus modelos la formación de las habilidades necesarias para lo que será la futura fuerza laboral en el mundo, pero aún queda un largo camino por recorrer y el compromiso desde ICDL es seguir apoyando a las instituciones educativas en su camino hacia la excelencia internacional.