Según lo publica la abogada Heidy Balanta el blog Ciudadano Digital, desde que se expidió la Ley 1581 de 2012, la Superintendencia de Industria y Comercio, ha sancionado a Siete (7) Instituciones Educativas, para un total de $ 1.065.753.760. El principal motivo de sanción, es por no obtener la autorización expresa para el tratamiento de datos personales.

Por ello, ICDL Colombia consultó a Heidy Balanta, especialista en Derecho Informático y TIC y Directora de Escuela de Privacidad, sobre cuáles fueron las sanciones que impartió la Superintendencia de Industria y Comercio a las instituciones educativas, desde que se expidió la Ley de Protección de Datos Personales. 

 

Sanciones a Universidades

  • Un ciudadano señala que le fue remitido un correo masivo, con contenido publicitario de los servicios ofrecidos por una Universidad, ubicada en la ciudad de Bogotá, el cual no tenía copia oculta, evidenciándose los correos electrónicos de los destinatarios. La Superintendencia, sancionó a la institución por faltar a su deber de conservar la información bajo las condiciones de seguridad necesarias, puesto que divulgó, los correos electrónicos de aproximadamente 235 titulares. La sanción fue de $ 20.683.620.

  • El denunciante presentó Derecho de Petición ante una Universidad ubicada en Bogotá, en el cual solicitaba que le fuera informado qué clase de datos personales suyos poseían, y cuáles eran sus usos y finalidades. Al no obtener respuesta alguna y transcurridos (11) meses desde su presentación, La Superintendencia, sancionó a la Universidad por no atender en el término legal la consulta efectuada por el titular. La sanción fue de: $7.812.420.

  • Después del desarrollo de la visita de inspección, la Superintendencia de Industria y Comercio pudo constatar que una Universidad ubicada en la ciudad de Bogotá, contaba con un aviso de privacidad implementado en el formulario de inscripción a los programas de posgrado así como en el formato de recolección de información para contacto, no obstante estos mismos documentos se estaban utilizando para recolectar los datos personales de los titulares. Por otro lado, si bien, la institución cuenta con cámaras de videovigilancia, no cuenta con avisos de videovigilancia en los lugares donde se tiene instaladas las cámaras, no cuenta con un manual documentado para la atención de quejas y reclamos y que en los formularios utilizados por la universidad como medio de recolección de la información, no indican el procedimiento mediante el cual sea posible acceder a la Política de Tratamiento de Datos Personales. En este caso la SIC, impartió una orden administrativa, con el propósito de que la Universidad cumpla con los requisitos faltantes.

  • En diligencia de inspección a una Universidad, ubicada en la ciudad de Barranquilla, La Superintendencia de Industria y comercio, pudo evidenciar que en la Institución no tenía dispuesto una Política de tratamiento de datos a través de la página web, realizaba recolección de datos personales sin la obtención de la autorización y por último la Institución no tenía un manual de procedimiento de seguridad de la información. La sanción, fue por una suma de $140.623.560.


Sanciones a Colegios

  • La Superintendencia de Industria y Comercio a través de la Delegatura de Protección de Datos Personales conoció a través de comunicación dirigida por la asociación de Padres de Familia de un Colegio del Norte de Bogotá, una presunta infracción a la normatividad de Protección de Datos, por lo anterior, adelantó, una inspección al Colegio, la cual arrojó, diferentes irregularidades frente al tratamiento de los datos personales, específicamente se constató que la institución al momento de la recolección de los datos personales a través de la página web, no tenía un aviso de privacidad o política de tratamiento de datos que permitiera a los titulares conocer las finalidades de la recolección de sus datos, así mismo, se evidenció que no se obtenía la autorización de los estudiantes, padres de familia, personal docente y administrativo de la Institución. Tampoco, se tenía un manual de procedimientos para la atención de quejas y reclamos, ni para garantizar la seguridad de la información, adicionalmente, no existía cláusula alguna de confidencialidad en los contratos suscritos con empleados y padres de familia. Por lo anterior, la Superintendencia sancionó a la Institución Educativa, con una suma de $248.203.800.

  • La Superintendencia de Industria y Comercio oficiosamente determinó realizar una diligencia de inspección a las instalaciones de un colegio ubicado al norte de Bogotá, en esta se pudo evidenciar que la institución no tenía implementada una política de tratamiento de datos ni aviso de privacidad en los espacios del colegio, así mismo no tenía a su disposición los mecanismos para la debida recolección de los datos como es la autorización y por el contrario si realizaba recaudación de ellos a través de formularios de admisiones, del contrato de prestación de servicios educativos de los contratos de trabajo entre otros, así mismo no se aportó el manual de procedimientos. Por lo anterior la Superintendencia de Industria y Comercio, sanciono con $ 335.934.060.

  • La Dirección de investigación de Protección de Datos Personales de La Superintendencia de Industria y Comercio, realizó una diligencia de inspección a un colegio ubicado en Bogotá, en desarrollo de la visita de inspección y una vez analizada la documentación recolectada se pudo establecer que el Colegio suscribe contratos Laborales con personal administrativo y trabajadores de servicios generales en los cuales no se advierte la existencia de una cláusula de confidencialidad, ni la solicitud de autorización para el tratamiento de datos personales, que el colegio recolecta la información de los aspirantes a través de formularios de inscripción sin embargo, en ninguno de los formularios manejados por la institución se solicita la autorización para el tratamiento de datos personales, que al momento de la visita el colegio no contaba con una Política de Datos Personales física ni digitalizada en su página web. Por lo anterior la Superintendencia sancionó a la institución con una suma de $ 312.496.800.

 

Articulo original realizado por:
Heidy Balanta. Directora de Escuela de Privacidad.
Camilo Tenjo. Abogado Junior, Escuela de Privacidad.