Conoce los conceptos básicos para convertirte en un trabajador con múltiples escenarios laborales.

Desde hace pocos años venimos escuchando novedades generadas por la aparición de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y el impacto que las tendencias tecnológicas han tenido en diversos escenarios como la educación, los medios de comunicación y el trabajo.

En este contexto, dedicaremos nuestro artículo a presentar la definición de Teletrabajo, con el interés de generar familiaridad con este concepto que está siendo tendencia a nivel nacional e internacional, y que puede abrir espacio a un abanico de posibilidades laborales.

Esta modalidad laboral, llamada Teletrabajo, es una forma de empleo en la que se desarrollan actividades remuneradas bajo un seguimiento de entregas y desempeño, haciendo uso permanente de las TIC para garantizar el contacto entre el trabajador y la empresa, sin la necesidad de que exista presencia física del empleado en un sitio específico de trabajo, es decir, la persona podrá prestar sus servicios desde la comodidad de su hogar o desde su lugar de preferencia, siempre y cuando tenga acceso a Internet y cumpla con algunos requerimientos mínimos.

El papel del teletrabajador en Colombia

Inicialmente, resaltamos que la persona que desempeña actividades laborales mediadas por las Tecnologías de la Información y la Comunicación, mientras está fuera de las instalaciones de la empresa, es legalmente reconocida como Teletrabajador.

Para prestar un servicio de calidad y cumplir con los requerimientos de la empresa o persona que contrata a un teletrabajador se deben tener en cuenta las modalidades de teletrabajo que se encuentran en el marco de la ley colombiana:

  • Teletrabajador Autónomo: es aquel que utiliza su propio domicilio o el  lugar de su preferencia para desarrollar actividades laborales. Opciones: oficina pequeña, local comercial u otro espacio. En este rango se ubican las personas que trabajan siempre fuera de la empresa y únicamente asisten a la oficina del empleador en ocasiones esporádicas.
  • Teletrabajador Móvil: son personas que no tienen definido un lugar de trabajo y sus herramientas básicas para ejecutar sus compromisos profesionales son las Tecnologías de la Información y la Comunicación, especialmente los dispositivos móviles.
  • Teletrabajador Suplementario: es un trabajador que desarrolla su gestión laboral desde su casa durante dos o tres días a la semana, mientras que el resto del tiempo debe hacerlo desde la oficina de su empleador. Esta es la modalidad de teletrabajo más popular en América Latina.

También es importante mencionar que para las organizaciones que contratan bajo la modalidad de teletrabajo, es fundamental que los colaboradores tengan una gran capacidad de uso de tecnologías para el trabajo, con énfasis en herramientas de colaboración en línea para interactuar de manera remota con su jefe o equipo de trabajo, habilidades en idiomas y actitud comprometida, pues el manejo del tiempo y la dedicación quedan en sus manos al momento de llevar a cabo tareas de manera autónoma, sin la supervisión física de un superior.

Así como surgen oportunidades de empleo a través de esta modalidad, también se han creado cursos de formación y certificación en competencias digitales y temas afines, con la intención de preparar a los colombianos para la competitividad en entornos globales, generando oportunidades laborales para una amplia rama de perfiles profesionales y disminuyendo poco a poco la tasa de desempleo del país.

El teletrabajo es un mecanismo para poner a disposición tus servicios y conocimientos ante empresas que puedan estar buscando un perfil como el tuyo; en Colombia hay 50 mil teletrabajadores según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, con una proyección de crecimiento a 120 mil en los próximos años, por lo que éste es el momento ideal para actualizarte tecnológicamente y estar a la vanguardia de los requerimientos del mercado laboral.